Efectos transformativos de la autocompasión – Parte 2

La autocompasión: Temor vs. verdad

Temor: la autocompasión nos hará débiles y vulnerables.

Verdad: de hecho, la autocompasión es una fuente confiable de fortaleza interna que confiere coraje y aumenta la resiliencia cuando estamos frente a dificultades.  La investigación muestra que la gente autocompasiva tiene más capacidad para enfrentar situaciones difíciles como divorcio, trauma y dolor crónico.

 Temor: la autocompasión es, realmente, lo mismo que auto-gratificación.

Verdad: En realidad es justo lo contrario.  La compasión nos inclina hacia un bienestar y salud duraderos, no a un placer de corta duración (tal como una madre compasiva no deja a su hijo consumir todo el helado que quiera, sino que le dice “toma todos tus vegetales”). La investigación muestra que las personas autocompasivas se involucran en comportamientos saludables como el ejercicio, comer bien, beber menos y visitar al médico con mayor regularidad.

Temor: La autocompasión es realmente una forma de dar excusas por el mal comportamiento.

Verdad: La autocompasión nos da la seguridad necesaria para admitir los errores en vez de necesitar culpar a otro.  La investigación muestra que las personas autocompasivas asumen mayor responsabilidad personal por sus actos y tienden más a disculparse si han ofendido a alguien.

Temor: La autocrítica es un motivante efectivo.

Verdad: No lo es.  Nuestra autocrítica tiende a minar nuestra autoconfianza y conduce al temor a fracasar.  Si somos autocompasivos, aún así, estaremos motivados a alcanzar nuestras metas, no porque seamos inadecuados como somos, sino porque nos cuidamos y queremos alcanzar nuestro máximo potencial.  Las personas autocompasivas tienen estándares personales altos pero no se flagelan cuando fallan.

A veces la vida es dura. ¿Puedes ser bondadoso contigo mismo?

El dolor en la vida -pérdidas, preocupaciones, dificultades- son inevitables, pero cuando resistimos el dolor, usualmente solo se hace más intenso.  Es este dolor añadido lo que puede equipararse a sufrimiento.  No sufrimos solo porque es doloroso en el momento, sino porque golpeamos nuestra cabeza contra la pared de la realidad, sintiéndonos frustrados porque pensamos que las cosas deberían ser diferentes.

Otra forma común de resistencia es la negación. Pensamos que si no pensamos sobre el problema este desaparecerá.  La investigación muestra que, sin embargo, cuando tratamos de suprimir nuestros pensamientos o sentimientos no deseados, estos solo se hacen más fuertes.  Más aún, cuando evitamos o suprimimos pensamientos y emociones dolorosos, no podemos verlos claramente, ni responder con compasión.

El mindfulness y la autocompasión son recursos que nos dan la seguridad necesaria para enfrentar experiencias difíciles con menos resistencia.  Solo imagina cómo te sentirías si estuvieras abrumado y un amigo entra a tu habitación, te da un abrazo, se sienta al lado tuyo, oye tus sufrimientos y entonces te ayuda a hacer un plan de acción.  Afortunadamente, ese amigo consciente y compasivo puedes ser tu mismo.  Comienza por abrirse a lo que es, sin resistencia.

En un momento de lucha, no practicamos el estar libres de dolor, practicamos compasión porque a veces es duro ser un ser humano.  La aceptación radical es como un padre confortando a un niño que tiene gripe.  Al padre no le importa que el niño trate de alejar la gripe, ya se ira en su propio tiempo.  Pero porque el niño tiene fiebre y se siente mal, el padre lo conforta como una respuesta natural al sufrimiento, mientras ocurre el proceso de curación.  También es así cuando queremos tratar de confortarnos a nosotros mismos.  Cuando aceptamos totalmente la realidad de que somos seres humanos imperfectos, que tendemos a cometer errores y a luchar, es cuando nuestros corazones, de forma natural, empezarán a suavizarse.  Todavía sentiremos el dolor, pero también sentiremos el amor sosteniendo el dolor y así es más soportable.

Juntos, el mindfulness y la autocompasión forman un estado de bondad, de presencia conectada, que nos fortalece en los momentos difíciles en nuestras vidas.

Basado en artículo de Dr. Kristin Neff y Dr. Christopher Germer expertos en autocompasión en mindfulness. Publicado en Enero 2019 en Mindful.org

Gerardo Tálamo, PhD

Gerardo Tálamo
Psicólogo, M.Ed., Ph.D.

Tutoría en Mindfulness, Coach Ejecutivo Certificado, C.C.L. Coaching Basado en Mindfulness

No Comments

Post a Comment